Author: thebakingclubec

Tartaletas Frangipane

Base Masa Quebrada 188g de harina 63g de azúcar impalpable 125 g de mantequilla 1 yema de huevo   Relleno Frangipane 1 barra de mantequilla 1/2 taza de azúcar blanca 1 huevo 1 taza de harina de almendras 1 cucharada de ron 1 cucharada de esencia de vainilla 1 taza de almendras fileteadas 1 cucharada de harina   Para decorar Frambuesas y azúcar impalpable   Instrucciones Para la base de masa quebrada:   Precalentar el horno a 170C La masa la podemos realizar a mano, primero mezclamos harina, con la azúcar impalpable. Agregamos la mantequilla en cubo y mezclamos todocon dos tenedores. La idea es que la grasa se integre con los ingredientes secos hasta que quede una textura arenosa. Agregamos el huevo y mezclamos con ayuda de una miserable hasta que quede todo integrado. Estiramos la masa sobre un papel film, cubrimos y la llevamos a la refrigeradora por 15 minutos. Luego que pasen los 15 minutos, estiramos la masa con ayuda de un rodillo y la colocamos en los moldes para tartaletas. Pinchamos …

Pie Time!

– ¿Y ahora qué hacemos? – ¿Y ahora qué hacemos? – Pie! – Pie! – Pie! – ¡De manzaaana! – ¡Y otro de frutos rojos! – ¡YAAA! Esta es más o menos la forma en que decidimos la siguiente receta. Y esa última línea es suuuper enfática. EVERY SINGLE TIME. Porque nos emocionamos. So… Domingo fue el día. Confesamos que estábamos un poco zombies y hemos comentado entre nosotras que quizás domingo no es el mejor día para el baking en grupo, pero por ahora es lo que hay. El “futre” comienza siempre en el súper para comprar los ingredientes. Y las flores de $5 que no usamos. Diana dice que ya no nos va a dejar comprarlas (she cray cray pero no le digan). ¿Se acuerdan ese problemita de la niña que siempre está hangry? Bueno… esta vez Gaby estaba hambrienta. Así que además de las frutas, el limón, la mantequilla y la harina, nuestro carrito estaba cargado con baguette, tons of perejil, ajo y chorizo para hacer choripan. Ya en la cocina de Ale, con los …

We LOVE Brunch!

Ale se compró una wafflera, así que obviamente debíamos preparar waffles y tomarles mil fotos. Creo que parte de la emoción fue que vivimos el drama de la búsqueda de la infame en tiempo real, aunque no estuvimos ahí. Ale salió un sábado con $100 en su billetera decidida de que ese sería el valor máximo que pagaría por el aparato. Nos decía a dónde iba (primer spot SUKASA); contaba que no encontraba la wafflera redonda que se da la vuelta (con la que las tres soñamos), que las interesantes salían del presupuesto, o que las demás eran feitas. Finalmente como buena guayaca terminó en la bahía, en un local donde encontró la misma que había visto una hora antes a la mitad de precio, ¡JackPot! Entonces dijimos: “Chics, el fin de semana hacemos brunch”. Fuimos al súper, compramos los ingredientes… Aprovechamos que había cerezas, frutillas y frambuesas y las metimos al carrito sin pensar dos veces. Frutos rojos, siempre frutos rojos. Luego cogimos nuestros paquetes y nos fuimos a la súper sede, aka la …